AGOSTO 23 de 2022

Evangelio Diario

Lectura del santo evangelio según san Mateo 19, 3-12:

Se acercaron unos fariseos y, para ponerlo a prueba, le preguntaron: «¿Puede un hombre repudiar a su mujer por cualquier cosa?» Él contestó: «¿No habéis leído que al principio el Creador los hizo hombre y mujer?» Y dijo: «por eso abandona un hombre a su padre y a su madre, se une a su mujer y los dos se hacen una sola carne. De suerte que ya no son dos, sino una sola carne. Así pues, lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre». Le replicaron: «Entonces, ¿por qué Moisés mandó darle el acta de divorcio al repudiarla?» Les respondió: «Por vuestro carácter inflexible os permitió Moisés repudiar a vuestras mujeres. Pero al principio no era así. Os digo que quien repudia a su mujer, si no es en caso de concubinato, y se casa con otra, comete adulterio». Los discípulos le dijeron: «Si ésa es la condición del marido con la mujer, más vale no casarse». Y él les respondió: «No todos pueden con esa solución, si no son los que reciben tal don. Pues hay eunucos que son así de nacimiento; los hay castrados por los hombres y los hay que se han castrado por el reinado de Dios. El que pueda con ello que lo acepte».

Palabra del Señor

EnglishFrançaisDeutschItalianoEspañol
Chat
1
Habla con Nosotros
Hola
Escríbenos, tus solicitudes, dudas o sugerencias.